Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2003

Creyentes y no creyentes

Todos creemos en algo. No hay nadie que no crea en algo. En definitiva, todo es fe. ¿Qué diferencia hay entre creyentes religiosos y no creyentes? Unos creen lo que ven, otros creen que ven. ¿Qué diferencia hay, repito, entre creyentes y no creyentes? Unos y otros creen por igual, si bien en cosas distintas y a veces contrarias. Todos ellos son creyentes en el sentido en que podríamos decir también que todos los hombres, tanto los ricos como los pobres, son pobres, pues todos son indigentes y mortales. Todos creemos mucho más de lo que sabemos.

No hay descreído que no crea en algo. Ciertamente, los que profesan alguna religión tienden a pensar mal de los que no profesan ninguna; quien no tiene creencias, dicen, tiene supersticiones. Me parece excesivo. De hecho, sin embargo, siempre que decae lo religioso se desata la pasión por lo mágico, lo cabalístico o hermético, las alucinaciones artificiales, la astrología. El huérfano se ve obligado a llamar padre a su padrastro. Está escrito: n…

El show de Truman

“El show de Truman” nos perturba porque es real. Quienes controlan los medios tratan de dirigir nuestras acciones y nuestras creencias mediante mundos virtuales. La esencia de la cotidianeidad se nos escapa y aceptamos y toleramos que los medios rehagan las noticias y fabriquen para nosotros una realidad virtual. Sabemos que buena parte de lo que nos cuentan adopta la forma que sea más interesante comercial y políticamente para el medio de comunicación que divulga.

Lo grave es que la realidad virtual ya no nos parece artificial. Ya no buscamos los caminos de la aventura, la libertad o la utopía. Nadie quiere abandonar este mundo monótono para conseguir una existencia más plena. Nuestras aspiraciones se centran en conservar este espacio que tenemos puesto que es la opción más sencilla. La lucha es por no quedar excluido, interiorizar aquello que la sociedad espera de nosotros y convivir de buen grado con la falsificación.

Vivimos en un decorado, con una intensa sensación de soledad e ins…