Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2004

Las creencias

Todos creemos en algo, incluso los escépticos como yo. No existe nadie que no crea en algo. En definitiva, todo es fe. La ciencia misma es un acto de fe. El científico cree en las leyes de la naturaleza, en la exactitud de sus análisis, en la capacidad de su inteligencia.
Aunque parezca un contrasentido, la ciencia está constituida sobre un acto de fe, se empieza creyendo en el testimonio de los sentidos y se acaba elaborando una doctrina. Sólo por lo que tiene de creencia, la ciencia se atreve a negar lo que ella es incapaz de probar. ¿Puede probarse acaso que sólo es verdad lo que se puede probar? El racionalismo tiene razones que la razón ignora.
La realidad confirma a diario la presencia de lo aleatorio como algo inherente a la naturaleza. Por eso, a la ley de la causalidad la ha sustituido la teoría de la probabilidad, a los esquemas deterministas el principio de indeterminación, a los axiomas las hipótesis. La ciencia moderna trabaja con hipótesis, que luego los hechos corroborará…

¿Es infinito el infinito?

¿Es real el infinito o es un simple invento de la mente humana? La idea de infinito ha sido tratada a menudo con escepticismo por los filósofos. El matemático alemán Karl Gauss dijo que “el infinito no es más que una figura del lenguaje”. Aristóteles distinguía entre lo realmente infinito, lo que continúa de forma eterna, y lo potencialmente infinito, como las series de números que podían repetirse eternamente, y negó que hubiera infinitos reales. Este modo de pensar fue muy influyente, aunque los filósofos de los siglos XVII y XVIII solían entender el infinito como algo que emanaba de la mente de Dios. Isaac Newton, sin embargo, fue lo suficientemente atrevido para afirmar que el espacio era infinito, y su invento de cálculo diferencial aprovechó la idea de una cantidad infinitesimal, es decir, mayor que cero pero menor que cualquier número finito. En el siglo XIX, este concepto relativamente enigmático fue reemplazado por el conocido concepto del límite. Posteriormente, en ese mismo…