Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2007

Egoísmo

Si preguntamos a alguien ¿qué es egoísmo?, seguramente nos responderá que es pensar en uno mismo sin tener en cuenta a los demás, anteponer las propias necesidades a las ajenas... Podría continuar, pero no es necesario. Existe bastante consenso intuitivo para deducir que todos sabemos muy bien qué es egoísmo.

La palabra egoísmo proviene de la raíz latina ego, que significa yo, y el sufijo ismo, que significa sistema, doctrina. Por tanto, teniendo en cuenta la etimología, el egoísmo es un sistema o doctrina basado en uno mismo; o sea, un esquema de interacción en el cual la persona actúa desde su propia identidad.

¿Por qué, entonces, está tan desacreditado el egoísmo? Muy sencillo, porque solemos confundir condición con función. Poseemos una noción instrumental del egoísmo. Si es a favor nuestro, no es egoísmo; si es en contra, sí. Por ejemplo: si dos personas quieren ir al cine, no hay egoísmo, cuando deciden quedarse en casa, tampoco, pero las dos se tildan de egoístas cuando sus deseo…

Racismo científico

En el preciso contexto del racismo científico de finales del siglo XIX o de principios del XX el atraso tecnológico del “otro” resultaba fácilmente explicable: aquellos pobres miserables de piel oscura y cabello rizado estaban biológicamente determinados a persistir en la barbarie y la ofuscación o, como mucho, a mejorar un poco bajo la tutela colonial, eso sí, hasta los límites naturales que los condicionaban como seres “inferiores”. Esta actitud, materializada o no en disposiciones legales segregacionistas, ha persistido hasta hace bien poco de iure en algunos países y perdura de facto en el inconsciente de los occidentales. En cualquier caso, todas aquellas teorías pseudocientíficas basadas en la frenología o en la politización de la genética han caído por su propio peso desde el punto de vista académico (la teoría de los atavismos de Lambroso, las escalas craneométricas de Alfred Bidet, los delirios sobre las supuestas características “morales” que separaban a los dolicocéfalos de…