Valores

¿Qué consideramos valor cada uno de nosotros? ¿La idea de valor tiene un origen metafísico universal o depende de la interpretación que se haga del mundo? Puesto que la interpretación del mundo no es uniforme, un discurso sobre los valores que quiera ser honesto, ha de ser, por fuerza, polémico. Asimismo, el hombre, como decía Nietzsche, no nace autónomo. La hominización, el camino que nos hace cada vez más humanos, incluso más allá de la etapa actual, pide fidelidad a unas fijaciones que son válidas o valiosas en tanto que funcionan como categoría para ordenar el mundo y la vida de todos nosotros en cada momento determinado: los valores (valor proviene de valer). Para Aristóteles, hacerse cada vez más humanos se convierte en una conquista (nos reviste de una segunda naturaleza, según él). Los valores, por más que sean cambiantes como otras realidades susceptibles de elección preferencial, definen criterios de conducta individual y colectiva. Aunque tradicionales instituciones de valores: familia, escuela, comunidades religiosas, mundo laboral…, entren en crisis, surgirán otras y tenemos ejemplos que conviene mencionar: medios de comunicación, publicidad, industrias culturales y de ocio…, que también transmiten sus valores.


Ahora ha surgido el Proyecto de Ética Mundial, que promueve Hans Küng, teólogo católico, perito colaborador del Concilio Vaticano II desde 1962 al lado de Joseph Ratzinger, el Papa actual, y con la licencia para enseñar teología católica retirada desde 1979. El próximo día 4 de septiembre se cumplirán 17 años de la declaración de una Ética Mundial suscrita al Gran Park de Chicago por el Parlamento de les Religiones del Mundo en 1993 ante el panorama que se encuentra el mundo. Desde 1995 la Fundación para la Ética Mundial (Stiftung Weltethos) se ha dedicado a proseguir y ampliar este proceso de comunicación intercultural e interreligioso, a partir de unos valores que las religiones puedan tener en común y entorno a tres grandes afirmaciones:

- No puede haber supervivencia en el planeta sin una ética mundial.

- No habrá paz mundial sin una paz religiosa.

- No hay posibilidad de paz religiosa sin un diálogo entre las distintas religiones.

Comentarios