Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2011

Discurso de Steve Jobs en la Universidad de Stanford

Imagen
El 12 de junio de 2005, Steve Jobs pronunció en la Universidad de Stanford un discurso que es considerado pieza de oratoria y una lección magistral de filosofía para la vida.
El cuerpo de su doctrina puede resumirse en tres puntos:
-Apartarse de los caminos pautados y tener como guía la intuición y la curiosidad.
-Encontrar una pasión que nos mueva y amar lo que uno hace.
-Recordar que uno va a morir pronto es la mejor herramienta para tomar las grandes decisiones de la vida.
A continuación, el discurso íntegro.


Gracias.
Tengo el honor de estar hoy aquí con vosotros en vuestro comienzo en una de las mejores universidades del mundo. La verdad sea dicha, yo nunca me gradué.
A decir verdad, esto es lo más cerca que jamás he estado de una graduación universitaria.
Hoy os quiero contar tres historias de mi vida. Nada especial. Sólo tres historias.
La primera historia versa sobre "conectar los puntos".
Dejé la Universidad de Reed tras los seis primeros meses, pero después seguí vagando por…

Encontrarle sentido a la vida

Imagen
La ausencia de Humanismo de los planes de estudio agrava la vacuidad de las personas, que se enfrentan a la muerte sin saber por qué viven. De hecho, racional y tradicionalmente, solo son posibles dos vías para dotar de sentido a la existencia humana: o vivir con los otros o encerrarse en el propio yo a explorar la existencia. O sea, descubrir que el hombre es un ser que necesita comunicarse, expandirse, interaccionarse, asociarse (en nombre de una ideología o de una religión, es lo mismo); darse cuenta de que la calidad de la vida individual depende de la colectiva y aceptar que de todo individuo, la sociedad espera un poco de colaboración. O por el contrario, averiguar que lo único que da sentido a la vida es el yo, un yo que enferma, que caduca, que muere, un yo melancólico, lábil, autoestimado. Los primeros hacen, los segundos dicen que los que deben hacer son los otros.
Gabriel Celaya, nacido hace cien años, y militante de la poesía social, ya lo dejó escrito: *pobres de los que, …