Revolución interior

¿Cómo provocar una revolución de las estructuras sociales para que las masas se reconviertan y se transformen en individuos en constante proceso de superación?
Sé que no es un planteamiento realista. Solo unos pocos serían sensibles a este mensaje. Esta propuesta no pretende una revolución de las masas para implantar nuevas condiciones de vida social. Aspira a la superación del individuo, al super hombre o a la super mujer, según el concepto de Nietzsche. Un individuo que piense y sea mejor cada día en su ámbito personal, laboral y de relaciones con otras personas.
La modernidad ha traído un ser humano engreído, que no acepta sus limitaciones, en lucha contra sí mismo, contra los demás y contra todo. Un individuo sumamente desgraciado, alienado, pesimista, que no sabe adónde va.
El cambio de modelo social pasa por la renovación personal de cada uno de nosotros.


 

Comentarios

MeRiAdOx ha dicho que…
Si consideramos a la sociedad como el equivalente a Gaia y los subgrupos sociales como ecosistemas que pueden o no interactuar entre si, tendrás un modelo aproximado de un sistema que evoluciona y que también es susceptible a cambios masivos. El problema de un cambio masivo es que responde a una perturbación masiva, un cambio climático-social por decirlo de alguna manera.

Una guerra mundial, una epidemia, una crisis económica... esos son los forzantes-sociales de escala mundial más conocidos y potentes, pero los efectos serán distintos en cada subgrupo, pues dependerá de sus propias cosmovisiones, de sus propias interacciones entre si y con otros subgrupos. No hay como controlar un cambio a micro escala (valórico por ejemplo) con una perturbación a macro escala.

Tal vez, la mejor forma de introducir cambios es encontrar a la especie-social invasora correcta (un tipo de individuo, una idea, etc). Una que entre en todos los subgrupos y los cambie, pero esto también tendería a crear homogeneidad, a reducir la textura social que crece cada vez más en el mundo. La diversidad es buena ya que mantiene un potencial de supervivencia de la especie ante cualquier crisis. Claro, siempre es posible que sobreviva a costa de que perduren los valores sociales más terribles, pero es parte de las posibilidades.

Este símil de ecosistema que es la sociedad humana evoluciona a velocidades miles de veces mayor que el sistema biológico, así que será posible ver muchos cambios en las décadas venideras.

Así com quien siembra un jardín y lo cuida, así mismo se han ido conformando subgrupos en todas partes del mundo y con rapidez. La Internet ha permitido la comunicación y retroalimentación de estos y es de esperar que se hagan más fuertes con el paso de los años. Es mi esperanza y mi trabajo para ser parte de esas redes.

Saludos