Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2018

Una buena religión

Imagen
Los ipsitarianos fueron un movimiento religioso. Sabemos de ellos por una carta que Goethe escribió a Sulpice Boissière. Goethe no se adhirió nunca a esta confesión religiosa, ninguna acababa de convencerle del todo, pero un día oyó hablar de los ipsitarianos, cuyo principio de fe era simple: “Se declaraban dispuestos a querer, admirar, venerar todo aquello que de excelente y perfecto llegase a su conocimiento”, dice Goethe. Su credo era la admiración y su culto consistía en conmoverse ante las cosas elevadas, en embriagarse de belleza, por eso Goethe los adoptó inmediatamente como hermanos espirituales. El descubrimiento “hizo brotar para mí de una época oscura un rayo de alegría, porque sentí que durante toda mi vida me había esforzado por comportarme como un ipsitariano”, manifiesta Goethe.
A mí también me parece una buena religión. Lástima no haberla conocido hasta ahora.